El arrendador debe pagar los daños por robo en la vivienda alquilada

Cuando hay un robo en un inmueble alquilado, ¿Quién responde de los daños, el arrendador o el inquilino? No es un asunto baladí; lamentablemente, los robos con fuerza en viviendas y locales comerciales son frecuentes en España.

Un Juzgado de Primera Instancia de Valencia falló que el arrendador debía responder de los daños en las puertas de una vivienda, daños causados en un robo. El arrendador recurrió la sentencia alegando que el artículo 1560 del Código civil no le obliga a responder de la perturbación causada al inquilino por un tercero.

La Audiencia Provincial de Valencia también decidió el pleito a favor del inquilino. Es  cierto, dice la sentencia, que de conformidad con el artículo 1560 citado el arrendador no está obligado a responder de la perturbación de mero hecho que un tercero causare en el uso de la finca alquilada, pero dicho precepto no es de aplicación a los supuestos en que el tercero cause daños en la finca sin llegar a su destrucción. La perturbación a la que se refiere el artículo 1560 es la que afecta al uso de la finca arrendada, la que comporta que el inquilino pierda la posesión del inmueble (sentencia del Tribunal Supremo de 10 de noviembre de 1.992).

La norma aplicable al caso es el artículo 21 de la Ley de arrendamientos urbanos, que obliga al arrendador a realizar, sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido, salvo cuando el deterioro de cuya reparación se trate sea imputable al arrendatario, según lo dispuesto en los artículos 1563 y 1564 del Código civil (la obligación de reparación tiene su límite en la destrucción de la vivienda por causa no imputable al arrendador), o  cuando se trate de pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso ordinario de la vivienda, que corren a cargo del arrendatario.

Por lo antedicho es recomendable que el arrendador tenga el inmueble asegurado. En el contrato de alquiler arrendador y arrendatario pueden acordar que éste contrate una póliza de seguro o pague la que tenga contratada el arrendador, según lo dispuesto en el artículo 4 de la Ley de arrendamientos urbanos.

Septiembre de 2013

Anuncios

Acerca de Josep Térmens

Abogado especializado en el asesoramiento y la defensa técnica de particulares en alquileres, arrendamientos urbanos, comunidades de vecinos y compraventa de inmuebles. Barcelona.
Esta entrada fue publicada en Alquiler, Arrendador, Arrendatario, Jurisprudencia, Lau 1994, Nueva Ley de arrendamientos urbanos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s