Arbitraje y alquiler, ventajas e inconvenientes

Una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, Sección 10ª, núm 384/2012, de 27 de noviembre ha dictaminado que el convenio arbitral de sometimiento de la resolución de controversias derivadas de la interpretación de un contrato de arrendamiento urbano para uso de vivienda a arbitraje distinto del de consumo es, como regla general, válido y eficaz. Es decir, en los contratos de arrendamiento, las partes pueden pactar someter sus disputas a arbitraje y no a la Administración de Justicia, o bien acordar que podrán acudir a una u otra vía indistintamente. Para conocer qué es el arbitraje pueden consultar la página web del Tribunal Arbitral de Barcelona. Sobre el arbitraje de consumo les facilito el enlace a la pagina en castellano de la Generalitat de Catalunya.

Acudir al arbitraje y no a la Administración de Justicia tiene ciertas ventajas (que pueden consultar  en la web del Tribunal Arbitral de Barcelona y en la de la Corte de Arbitraje, que tiene un apartado dedicado al alquiler). Por ejemplo, no hay que contratar un abogado y un procurador (por lo menos en teoría) y no hay que pagar tasas, aunque los servicios no son gratuitos.

También tiene inconvenientes. Si las partes actúan de buena fe cumplirán lo que establezca el árbitro en el laudo, que es el equivalente  a la sentencia de un juez y tiene el mismo valor. Si una de las partes no puede o no quiere cumplir lo establecido en el laudo la contraparte deberá interponer una demanda para ejecutarlo, pues la competencia para ejecutar lo juzgado sólo la tienen los juzgados y tribunales de la Administración de Justicia.  En arbitraje  sobre arrendamientos, los juzgados de primera instancia del lugar donde se haya dictado el laudo. Es decir, si se acude al Tribunal Arbitral de Barcelona, el laudo lo ejecutará un juzgado de primera instancia de Barcelona.

Remarco lo dicho en el párrafo anterior por experiencia. Un cliente instó en la Corte de Arbitraje de Madrid un proceso de desahucio y reclamación de rentas de un piso ubicado en Barcelona. La Corte dictó un laudo acordando el desahucio y condenando al demandado al pago de las rentas debidas. La ejecución la lleva un juzgado de Madrid, que exhorta a otro de Barcelona para que ejecute el laudo. Consecuencia: un laudo arbitral de hace casi 2 años aún no ha podido ser ejecutado y el contrato de alquiler se extinguirá antes de que pueda ejecutarse el desahucio.

Moraleja: consulte a un abogado antes de actuar.

Febrero de 2013.

Anuncios

Acerca de Josep Térmens

Abogado especializado en el asesoramiento y la defensa técnica de particulares en alquileres, arrendamientos urbanos, comunidades de vecinos y compraventa de inmuebles. Barcelona.
Esta entrada fue publicada en Abogado, Alquiler, Contrato, Desahucio, Jurisprudencia, Lau 1994, Proceso judicial. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s