Precauciones a la hora de elegir inquilino

Cuando alguien decide alquilar una finca urbana, ya sea una vivienda habitual o un local de negocio siempre corre un riesgo: no sabe si el arrendatario cumplirá con el contrato de alquiler.

Por tanto siempre es recomendable tener precauciones a la hora de alquilar. Si se arrienda a una persona jurídica, puede ser conveniente informarse sobre quién es el administrador de la misma y pedir informes comerciales. Si se alquila a una persona física, se puede  pedir que acredite sus ingresos con la última declaración de renta presentada, su contrato de trabajo, sus nóminas, etcétera.

Una buena prueba de la solvencia de un inquilino es saber si puede presentar un aval bancario a primer requerimiento.

Anuncios

Acerca de Josep Térmens

Abogado especializado en el asesoramiento y la defensa técnica de particulares en alquileres, arrendamientos urbanos, comunidades de vecinos y compraventa de inmuebles. Barcelona.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Arrendador, Contrato, Fianza y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s