¿Papel o email? El abogado 3.0

Este artículo es la continuación de “¿PAPEL O EMAIL? NOTIFICACIONES EN LA ERA DIGITAL”, publicado el 16 de diciembre de 2011, que ha sido el más leído y comentado de este blog hasta el momento. Probablemente se deba a que puse el dedo en la llaga del no uso de las nuevas – ¿nuevas? – tecnologías en las notificaciones entre partes en arrendamientos urbanos y en otras ramas del Derecho.

En “¿PAPEL O EMAIL? NOTIFICACIONES EN LA ERA DIGITAL” me “quejaba” de que el sistema más moderno que se usa habitualmente es el burofax, un método de notificación seguro, pero molesto ( redacción, ir a correos, guardar cola, pagar, esperar la respuesta) y caro, 25 € que hay que facturar al cliente (o debería facturarse). Algunos lectores me indicaron los inconvenientes del uso del e-mail en las notificaciones entre arrendador y arrendatario: problemas de prueba, de indefensión, de falta de confianza entre las partes, etcétera.

Una administradora de fincas de Madrid, Ángeles Lorenzo, miembro del grupo de Linkedin “Administradores de Fincas” me comentó lo siguiente: “…. los Administradores de Madrid conocemos bien el sitema de Logalty, que asegura la fehaciencia de las comunicaciones por poco dinero, existen otras opciones en el mercado de similares características y siempre por debajo del coste del tradicional burofax. La única cuestión a salvar es obtener del futuro “receptor” su autorización para recibir estas comunicaciones…..puedes informarte en la página www.logalty.com y en esta otra www.evicertia.es ( mi artículo “¿PAPEL O EMAIL?…..” figuraba en la portada de su web, en el “Siguenos” de twitter ); ambos funcionan bajo el concepto de tercero de confianza y dan buen resultado, sobre todo económico”.  En mis investigaciones descubrí otra interesante web, www.burotex.com, que convierte el  SMS en un burofax. Os recomiendo que visitéis las webs.

Otro amigo de Linkedin, Román de Blas, se ha interesado tanto por el tema que el 27 de diciembre escribió un artículo en su blog, blog.isigma.es, titulado “Firma de contratos de arrendamiento por vía electrónica. Os recomiendo vivamente su lectura. Román también inició un debate-encuesta en el grupo de Linkedin “Abogados 2.0”: “La firma electrónica tiene equivalencia legal con la firma manuscrita desde el año 2003. ¿Por qué no la estás usando en tus procesos cotidianos de firma de documentos?”

Desde un punto de vista más empresarial, como empresas de servicios jurídicos que son todos los despachos de abogados, Miguel Ángel Pérez de la Manga Falcón, en su brillante libro “Eficacia y rentabilidad de un Despacho de Abogados. Firmas pequeñas y medianas en un entorno más competitivo ( Thomson Reuters Aranzadi, abril 2011, 1ª edición), dice : “El software y la tecnología, de forma aislada, no son una solución. Incluirlo en una estrategia de negocio es garantía de éxito” ( pág 135). Afirma que “cuando un despacho me pregunta en qué debe invertir, una de las respuestas más habituales es ésta: en tecnología. La inversión es mínima y la relación coste/beneficio ( algo que siempre hay que plantearse cuando se hace una inversión) es muy buena” ( pág 135), añadiendo que la inversión en tecnología incluye la formación de los abogados. Yo me permito añadir que dicha inversión debe incluir todas las posibilidades de uso. Según datos del Consejo General de la Abogacía Española de diciembre de 2009, citado en la página 21 del libro, en España había 161.968 abogados ( incluyendo los no ejercientes), que son muchos. La tecnología es un factor esencial para ser competitivo y conocido. La base de datos especializada que yo uso me cuesta el equivalente de 25 cafés mensuales ( y desgrava).

Un abogado chileno, Pascual Placencia, me envió el siguiente comentario a través de Linkedin ( grupo de Práctica procesal y judicial) el día 31 de diciembre: “Los sistemas utilizados para la remisión de un correo electrónico siempre serán de terceros (proveedores del servicio)………a medida que nos vamos tecnificando, las formas y medios de adulteración también, un claro ejemplo de ello son los “keyloger”. ……..porque la solución es buena, pero hay muchos aspectos que se deben tomar en consideración antes de plasmarla en un contrato. Finalmente, quiero comentar que en Chile, los procedimientos de Derecho del Trabajo, Derecho de Familia y Derecho Penal, es utilizado el correo electrónico por los juzgados para notificar a las partes, que obviamente, hayan solicitado en los escritos de demanda o contestación esa forma especial de notificación. Además, nuestro ordenamiento contempla que los documentos electrónicos solo tienen validez de instrumento público y hacen plena prueba cuando llevan una firma electrónica avanzada”.

En los grupos de Linkedin de los que formo parte “¿PAPEL O EMAIL? NOTIFICACIONES EN LA ERA DIGITAL” ha generado un interesante debate. Vicente González Martínez escribió en el grupo de grupo de Práctica procesal y judicial lo siguiente: ” Me parece muy interesante esta iniciativa, y yo estoy a favor, ya que es algo que voluntariamente han pactado las partes, y va a facilitar las comunicaciones entre ambas partes. Y me gustaria añadir que tambien estaria a favor, que se hiciera en otros ambitos, aunque entiendo que haya personas que les cause algún que otro reparo.
En mi opinión, es algo muy bueno, que haría dinámico todo tipo de comunicaciones, no solo entre arrendador y arrendatario, sino tambien entre Juzgados y Abogados (a lo mejor incluso se podría prescindir de esta manera de la figura del Procurador), entre Organismos Públicos y ciudadanos, etc.. Más aún cuando tenemos que tener en cuenta que mucha gente contamos con terminales telefónicos que permiten la recepción de mails al instante.
Pero el problema que yo veo……..es que en el mundo de las nuevas comunicaciones, como es el correo electrónico, las personas no vamos a la misma velocidad, es decir hay gente que estaría perfectamente capacitada para usarlo, y hay otras personas, que no disponen ni de cuenta de correo electrónico……
Como referencia, tenemos que la Agencia Tributaria, a ciertos contribuyentes, como las sociedades limitadas y anónimas entre otras, les obliga a darse de alta en la Dirección Electronica Habilitada (DEH), para a partir de dicho momento notificarle todo, via correo electrónico, y con firma digital, teniendo los mismos efectos que la notificación tradicional a través de correo”.

Del mismo grupo de Linkedin, es especialmente interesante la aportación que hizo Patricia de Blas Carrera el 3 de enero de 2012: “.. soy funcionaria en los Juzgados de Barcelona y en relación a las notificaciones por correo electrónico haré varias observaciones:
– En mi Juzgado si que lo utilizamos puntualmente (cuando no funcionan los sistemas ordinarios, en caso de urgencia, o comunicaciones irrelevantes con las parte).
– Muchos funcionarios no saben como funciona, por lo que habría que hacerles cambiar de mentalidad, como pasó del paso del papel al PC.
– En Cataluña considero que los sistemas si que están preparados para notificaciones por email, aunque le faltarían retoques. El problema es que, el resto de CCAA no tienen unos sistemas muy avanzados de gestión y no son compatibles entre CCAA. No pasa lo mismo que en la AEAT, donde se invierte mucho dinero en innovación tecnológica porqué es un sector que saca dinero, mientras Justicia les hace perder.

Núria Sabat, también del grupo “Práctica procesal y jurídica” comentó el 4 de enero: Interesante la ley 18/2011 que regula el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en la Administración de Justicia: màximo el mes de julio de 2016 las Administraciones con competencia en materia de Administración de Justicia deberán dotar a las oficinas judiciales y fiscalías de sistemas de gestión procesal que permitan la tramitación electrónica de los procedimientos.
El artículo 33 establece que “Los ciudadanos podrán elegir en todo momento la manera de comunicarse con la Administración de Justicia, sea o no por medios electrónicos”.
Quizás no está tan lejos el siglo XXI en la administración de justicia española (!)

Soy consciente de que pese al entusiasmo que pongo en  la tecnología estamos muy lejos de la generalización de su uso. Las empresas las irán adoptando, pero a los particulares les va a costar mucho más. Los abogados que tenemos a personas físicas como clientes vamos a tener que seguir recurriendo a métodos ya anticuados para seguir trabajando.

Ha habido otros comentarios que no he incluido, no por su falta de interés, sino para no hacer el artículo demasiado largo. Quizá tendremos que corredactar una segunda parte.

Anuncios

Acerca de Josep Térmens

Abogado especializado en el asesoramiento y la defensa técnica de particulares en alquileres, arrendamientos urbanos, comunidades de vecinos y compraventa de inmuebles. Barcelona.
Esta entrada fue publicada en Abogado y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a ¿Papel o email? El abogado 3.0

  1. Jaume dijo:

    Alucino cada vegada que, sigui amb qui sigui de l’ámbit de la justicia, però sobretoto als jutjats, , quan has d’enviar qualsevol cosa, el hi ofereixes enviar per mail, dient que tens certificat electrònic i, en canvi prefereixen el fax, i diuen que res de per mail. No dóna més seguretat un mail amb signatura electrònica que un fax? Quina seguretat de més et dóna el ok de un fax comparat amb el aviso de recepción de un mail? jo no ho acabo d’entendre, però no se si hi ha un altre sector on li estigui costant tant al correu electrònic subsituir al fax. Ho trobo patètic i en la majoria d’ocasions ridicul.

    De fet, jo crec que hauria de donar més seguretat una signatura electrònica que una manuscrita.

    Però ja se sap, estem en el sector arcaic per excel•lència, que si alguns poguessin encara tindríem picapedrers.

    • Hola Jaume.
      Si noi, així van les coses. I els Jutjats Laboral i Cont-Adm t´ho notifiquen tot per correu certificat.
      Gràcies i salutacions.
      Josep

    • Simplemente considero que mientras el documento electrónico no tenga validez jurídica es simplemente una herramienta creada para agilizar tramitaciones, con el mismo predicamento que la comercialización por la web, pero fíjate hasta dónde estoy convencido de lo dicho que aún en este último caso se te pide soporte documental en un título de crédito como la tarjeta de tal índole. Encima ya se habla se de firma digital. Por favor!!!

  2. Victoria Suárez dijo:

    No hay duda, para los tiempos en los que estamos; es necesario hacer que se elimine el papel y nos metamos de lleno en la firma electrónica, para lo cual debemos buscar todas garantías legales necesarias para que cuanto antes la firma electrónica sea la única que exista. Es una necesidad del medio ambiente en la cual todos debemos aportar el máximo esfuerzo.

  3. Pilar Cabanas dijo:

    Es evidente que la apuesta por las tecnologías es clave para llegar a unos sistemas de gestión mucho más eficientes y sobre todo, ahorro.

    En nuestro despacho utilizamos Confirmsign (www.confirmsign.com) para las aceptaciones de contratos y envíos con informacion sensible o de las que queremos tener constancia. Son terceros de confianza y lo que hacemos para evitar problemas futuros con nuestro cliente en su identificación,es enviar un documento previo por el mismo sistema en el que se acepten que las futuras comunicaciones se hagan a través de este medio. Hasta el momento no hemos tenido ningún problema y el ahorro en papel y costes ya lo hemos notado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s