La regulación de los arrendamientos urbanos

Se trata de explicar la compleja regulación de los contratos de arrendamiento de viviendas y locales de negocio.

Existen tres normas vigentes:

Decreto 4104/1964, de 24/12, Texto Refundido de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Real Decreto-ley 2/1985, de 30/4, sobre Medidas de Política Económica, conocido como Decreto Boyer, cuyo artículo 9 suprimía el régimen de prórroga forzosa del artículo 57 de la norma anterior para los arrendamientos de fecha posterior a su entrada en vigor.

Ley 29/94, de 24/11, de Arrendamientos Urbanos, que entró en vigor el 1 de enero de 1995.

Las tres normas citadas dan lugar a tres regulaciones distintas para los arrendamientos de vivienda habitual  y de locales de negocio según la fecha de formalización del contrato.   Varía la legislación aplicable en las siguientes materias: duración de los contratos, subrogaciones al fallecimiento del titular del contrato, la renta y sus actualizaciones, la repercusión de gastos al arrendatario, la cesión de la vivienda, la cesión y traspaso de los locales de negocio y las causas de resolución del contrato de vivienda habitual.

Para encontrar la norma aplicable a cada contrato habrá que saber cuándo se firmó. Hay que tener en cuenta que las normas de derecho transitorio de la L.A.U. de 1994 modifican las dos normas anteriores, pero sólo en aquéllo que específicamente se refleja en dichas normas; para todo lo demás hay que seguir acudiendo a la antigua reglamentación.

La legislación a aplicar será distinta:

Contratos celebrados hasta el 9 de mayo de 1985.

Contratos celebrados entre el 9 de mayo de 1985 y el 31 de diciembre de 1994.

Contratos celebrados a partir del 1 de enero de 1995.

Anuncios

Acerca de Josep Térmens

Abogado especializado en el asesoramiento y la defensa técnica de particulares en alquileres, arrendamientos urbanos, comunidades de vecinos y compraventa de inmuebles. Barcelona.
Esta entrada fue publicada en Alquiler, Contrato, Lau 1964, Lau 1994, Local de negocio, Vivienda. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La regulación de los arrendamientos urbanos

  1. inza dijo:

    Estoy completamente de acuerdo en que es un lio. Yo lo he mirado en relación con los preavisos y las notificaciones y lo único que me queda claro es que hay que tener mucho cuidado con los plazos y que conviene usar un sistema de notificación fehaciente para las comunicaciones entre arrendador y arrendatario.

  2. Hola inza
    Desde luego, los plazos hay que cumplirlos y las notificaciones ser fehacientes ( que den fe de…).
    Muy interesante la comunicación por email.
    Saludos
    Josep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s